10 Funciones del Departamento de Recursos Humanos

10 Funciones del Departamento de Recursos Humanos

Sabemos que el objetivo fundamental del Departamento de Recursos Humanos es contribuir al éxito de la empresa y para esto tiene que proveer, mantener y desarrollar recursos humanos altamente calificados y motivados para alcanzar los objetivos de la Institución.

El departamento de Recursos Humanos debe aplicar programas eficientes de administración de recursos humanos, así como velar por el cumplimiento de las normas y procedimientos vigentes, en materia de competencia.

Presentamos a continuación las 10 funciones básicas de Recursos Humanos, que deben ser llevadas dentro de cualquier organización:

  1. Administración del personal:

Consiste en todo lo relacionado con la gestión administrativa del personal como las tareas jurídico-administrativas relacionadas con los contratos, nóminas, seguros sociales, permisos, bajas por enfermedad, vacaciones, ausencias, control horario y similares.

  1. Reclutamiento y selección de personal:

Consiste en atraer candidatos adecuados para cubrir las posiciones que se tienen abiertas dentro de la empresa estas pueden ser internas ya que forman parte de la plantilla de la plantilla de la empresa o externas cuando son personas ajenas a la organización.

La selección del personal es una de las claves más importantes dentro de una empresa por tal motivo se tiene que hacer un análisis completo de los candidatos para saber cual será el más ideal para la empresa.

  1. Capacitación:

La capacitación constante de los trabajadores permite al personal adaptarse a los cambios y avances tecnológicos que surgen día a día.  La empresa debe capacitar a los empleados en función de sus objetivos y planes.

  1. Relaciones Laborales:

Se refiere a promover la comunicación entre la empresa y sus empleados, utilizando representantes de estas como (un grupo o comité que represente a la empresa, un sindicato, etc), Estos representantes deben ocuparse de las negociaciones y convenios colectivos de trabajo, de sindicatos, etc., además de entender los conflictos que se puedan originar en la empresa.

  1. Organización y planeación del personal:

Consiste en planificar y organizar al personal de acuerdo a los objetivos de la empresa, diseñar los puestos de trabajo, definir funciones y responsabilidades, prever las necesidades de personal a medio y largo plazo, analizar los sistemas retributivos, planificar la promoción interna del personal, etc..

  1. Clima organizacional y evaluación de desempeño:

Medir el clima y satisfacción laboral  de los empleados sirve para detectar problemas a tiempo y mejorar la toma de decisiones al respecto. Además, fomentar un clima laboral positivo incrementa la productividad de los trabajadores y favorece la consecución de objetivos.

Es importante recalcar que mejora mucho el clima laboral una buena conciliación entre la vida laboral y familiar.

  1. Prevención de riesgos laborales:

Se trata del estudio de las condiciones de trabajo y de los riesgos laborales que pudiesen ocurrir; se deben implementar medidas de prevención y de protección, con el fin de preservar la salud de las personas que trabajan en la empresa.

  1. El organigrama de la empresa

El organigrama debe ser claro y conciso, de manera que resulte fácilmente comprensible, y ha de mantenerse siempre actualizado para que constituya una herramienta útil para la empresa.

  1. Planes de carrera y promoción profesional:

Mediante de los planes de carrera se puede impulsar el desarrollo personal de los empleados, la idea es diseñar programas en los cuales los empleados adquieran la experiencia necesaria para que posteriormente puedan progresar dentro de la organización.

  1. Motivación:

No solo con mejores sueldos y retribuciones se logra un buen ambiente de trabajo;  es trabajo de Recursos Humanos diseñar actividades que incrementen los niveles de motivación y compromiso de los empleados.

Contáctanos para más información.

contacto@asyse.com.mx

Tel: (33) 1202-2022 / 23

Cel: (33) 3148-1322

Las Soft Skills con mayor demanda en el área laboral.

Las Soft Skills con mayor demanda en el área laboral.

En la actualidad las soft skills se han convertido en las particularidades más buscadas por los profesionales de selección de personal, incluso hasta por encima de la experiencia laboral.

¿Qué son las soft skills?

Se definen como las “habilidades de comportamiento”, es decir: un conjunto de habilidades interpersonales, emocionales y situacionales que pueden ayudar al desarrollo de la empresa al momento de enfrentarse con imprevistos y complejidades; dichas compañías necesitan personal con fácil adaptación y agilidad, que sean capaces de hacer frente a los rápidos cambios del mercado laboral.

Las soft skills tienen muchos beneficios, pues éstas favorecen a la movilidad de todos los niveles de la empresa, mejora el cumplimiento de metas y logran una adaptación rápida de nuevas prácticas de trabajo, gracias a que los procesos de son más colaborativos.

Este tipo de habilidades se podrías describir como la columna vertebral en la que todos nos encontramos apoyados. Independientemente de los diferentes perfiles de las personas, es una de la maneras en como las personas tendrán ese “extra” o “plus”.

En el mundo se dice que “las soft skills” son unos de los cinco factores con mayor impacto en el éxito laboral de una compañía, esto junto con el espíritu de empresa, la competitividad, la inversión y la innovación.”

Por lo que es importante que conozcamos las siete “Soft Skills” con más demanda el área laboral:

  • Agilidad y adaptabilidad.
    • La agilidad y capacidad de las personas para liderar el cambio será un factor clave de éxito; tendrán que trabajar una gran tolerancia a la incertidumbre y a las nuevas ideas, adquirir conocimiento en varias disciplinas y ser capaces de asumir el cambio continuo.
  • Creatividad y sentido de innovación.
    • La creatividad es la habilidad de proponer nuevas formas de interpretar las situaciones. Implica estar abierto a nuevas ideas y experiencias -culturales, artísticas o profesionales. Una persona puede desarrollarla como usuario experto de las herramientas que fomentan esa creatividad y buscando entornos que favorezcan la creación de nuevas ideas.
  • Espíritu emprendedor.
    • La libertad de empresa, tanto dentro como fuera de las organizaciones, nunca ha sido tan grande. La capacidad de un individuo para convertir ideas en acciones requiere una gran motivación –el entusiasmo es el impulsor más poderoso para la acción-, asumiendo riesgos y administrando proyectos que busquen alcanzar objetivos concretos.
  • Comunicación digital.
    • Resulta esencial ser un usuario competente, pero no es bastante. La alfabetización digital implica tres habilidades complementarias:
      • Buscar, acceder, clasificar, filtrar y sintetizar la información relevante de forma crítica y sistemática.
      • Producir contenido que aporte un valor agregado real para otros; ir más allá de simplemente compartir.
      • Producir y publicar contenidos multimedia adecuados.
  • Organización del trabajo eficiente.
    • La proliferación de comunicaciones improductivas, la creciente masa de información, las diversas distracciones y la cantidad de proyectos que se realizan simultáneamente obligan a las personas a aumentar su productividad en sus trabajos para lograr alcanzar sus objetivos.
    • Hay tres aspectos que resultan críticos:
      • El tiempo es y seguirá siendo escaso. Resulta imprescindible conocer y aplicar las mejores prácticas en la gestión del tiempo, sabiendo escoger prioridades.
      • La buena gestión del entorno de trabajo, ya sea en la oficina o de forma remota, debe garantizar una accesibilidad óptima para poder afrontar cualquier problema de manera eficaz.
      • Es importante aprovechar cada oportunidad de automatizar las tareas más rutinarias.
  • Colaboración remota.
    • Las organizaciones están cada vez más conectadas a través de la red y cuentan con equipos adaptables, remotos y multiculturales. Además, las comunidades virtuales y redes sociales están tomando el relevo de las organizaciones verticales.
    • Colaborar y cooperar a distancia resulta imprescindible. Para lograrlo se requieren fuertes habilidades interpersonales, habilidades en el uso de herramientas de colaboración, conocimiento de varios idiomas y saber distinguir y entender posibles diferencias culturales.
  • Aprender a aprender.
    • Es recomendable que cada persona reserve un 20 % de su tiempo laboral a mejorar sus habilidades y seguir siendo empleables, tratando de cumplir con lo que el mercado laboral exige a cada momento.
    • Para ello, las personas deben desarrollar una cultura de autoaprendizaje y diseñar su propia estrategia dentro del ecosistema -empresa, redes, instituciones de formación y comunidades-.

Las “Soft Skills” también contribuyen a lograr un efecto positivo en el entorno laboral, a tener un equilibrio entre la vida profesional y personal de los empleados, aumentar la resistencia al estrés y ayudar a que el trabajador pueda encontrar satisfacción personal en su entorno laboral.

En ASYSE conocemos de la importancia de las “Soft Skills” en un candidato, por lo que nos preocupamos por encontrar a la persona ideal que cumpla con los requisitos que tu empresa necesita para lograr el éxito laboral.

Contáctanos para más información.

contacto@asyse.com.mx

Tel: (33) 1202-2022 / 23

Cel: (33) 3148-1322

Tips para mejorar las relaciones laborales de tus empleados

Tips para mejorar las relaciones laborales de tus empleados

Mucha gente pasa más tiempo en la oficina que en su casa, por lo que los compañeros de trabajo pasan a ser las personas con las que se tiene mayor contacto diario. Como muchos sabemos, mejorar las relaciones laborales no es fácil, ya que las relaciones humanas son complejas, por lo que para mantener un buen ambiente laboral es de vital importancia que los empleados logren estar motivados, contentos y con ganas de trabajar.

Cada día es más necesario tener una plantilla competitiva y motivada, pero también es más complicado debido a la crisis que azota a todos los países, y que tiene a todo el mundo desmoralizado.

Hace algunas semanas hablamos sobre Cómo mantener motivados a los empleados  y cómo afecta su motivación en su productividad. Ahora vamos a ver algunas técnicas para mejorar las relaciones laborales de nuestro personal:

 

1.- Mantén comunicación con tus empleados.-mejorar las relaciones laborales

En toda organización es muy importante la comunicación interna para alcanzar los objetivos y mejorar la productividad.  Aprovechar el tiempo libre para conversar con los compañeros acerca del trabajo o de otros temas, esto ayuda a desconectarse un poco de la rutina y a mejorar las relaciones laborales.

¡Pero cuidado! Debes ser muy directo cuando tengas que comunicar algo a otras personas y por ningún motivo hables a espaldas de los demás.

2.- No culpes a los demás.-

Es importante asumir la responsabilidad que tengamos cuando algo sale mal,  ayudar a quienes se han equivocado es la solución indicada.

Aunque a veces no tengamos responsabilidad en los errores o problemas dentro de algún proyecto en la empresa, inculpar directamente a otros no es una labor que nos corresponda; podemos salvar nuestra responsabilidad sin acusar a otros, todos tenemos derecho a equivocarnos y el camino correcto es buscar soluciones y no encontrar culpables.

3.-  Comparte el éxito.-

Saber valorar el trabajo de los demás nos ayuda a fortalecer las relaciones laborales, demuestra madurez, compañerismo e interés por el éxito del trabajo en equipo.

Cuando los compañeros de trabajo alcanzan primero las metas o triunfan en un proyecto, no debemos sentir celos o resentimiento por ello. Por el contrario, debemos alegrarnos y aprender de la forma como lo lograron para aplicarlo en nuestro propio trabajo.

Cuando alcanzamos nosotros las metas o triunfamos en un proyecto, debemos compartir ese logro resaltando el trabajo en equipo, recuerda que tu empresa está formada por un grupo de personas y no solo por ti.

4.- Mantenga una actitud positiva.-

Pensar, vivir y actuar de una forma positiva no solo da frutos en nuestro desempeño laboral, sino también en nuestra vida cotidiana.

Mostrarse amable e interesado por las inquietudes de los demás ayuda a acercar a las personas y a mejorar el ambiente. Mostrarse alegre y generar nuevas conversaciones es recomendable para tener un día a día óptimo en la organización.

La actitud con la que se asume cada día de trabajo es determinante para el éxito de las relaciones con el equipo.

 

mejorar las relaciones laborales5.- Respeta a tus jefes y compañeros.-

Es importante mantener una ambiente laboral de confianza, amistad, compañerismo, pero sobre todo: Respeto.

Un empleado que muestra respeto hacia los demás, siempre será respetado;  un ambiente laboral en donde hay confianza para sincerarse ante cualquier situación siempre nos permitirá hablar con claridad y honestidad y así poder resolver cualquier situación de la mejor manera.

 

6.- Trabaja en equipo.-

Cuando las actividades se desarrollan en conjunto y los logros se comparten, se crea un vínculo de amistad más fuerte y se logra mejorar el ambiente laboral.

De igual forma, un fracaso es más fácil de llevar a cuestas cuando no es responsabilidad de uno solo.

7.-  Aprende a escuchar.-

Muestra disponibilidad para escuchar a tus compañeros, recuerda: “dos cabezas piensan mejor que una”.  El trabajo en equipo funciona mucho mejor que el individualismo para alcanzar las metas y permite compartir conocimientos y afianzar las relaciones laborales.

Hay momentos en los que la opinión de los compañeros de trabajo es necesaria. Y en ese momento es cuando notaremos que las buenas relaciones laborales son indispensables para desarrollar nuestras labores.

 

¡Ten en cuenta lo anterior para mejorar las relaciones laborales, notarás grandes cambios!!

En conclusión, todos los aspectos antes mencionados son básicos para construir relaciones laborales fuertes, amables y provechosas, lo cual genera un buen ambiente laboral y este reflejará productividad en su empresa.

Si quieres conocer más del servicio de administración de personal y empezar a disfrutar de todas sus ventajas,  Contacta con nosotros.

 

Administración de Personal, ¿necesita mi empresa un servicio externo?

Administración de Personal, ¿necesita mi empresa un servicio externo?

Muchos nos hemos preguntado alguna vez si nuestra empresa necesita un servicio externo de Administración de Personal

En la actualidad, vivimos en una época en la que la competencia obliga a la eficacia y a la innovación constante. La atención de las empresas se centra ahora en cómo atraer y retener a los mejores y de paso, cómo librarse de aquellas tareas que no aportan valor añadido al negocio. Para los más optimistas “Recursos Humanos se está convirtiendo en la creación de una organización que añada valor para sus accionistas, clientes y empleados”.

De ahí que se tienda a la externalización de las tareas que no añaden valor, como, por ejemplo, las administrativas. La externalización de la Administración de Personal empieza a tener fuerza y se produce un incremento considerable de la misma en todas las áreas.

El servicio externo de la Administración de Personal es una tendencia que demuestra el cambio que se está produciendo en las organizaciones del siglo XXI.

Muchas de las tareas de Recursos Humanos, como por ejemplo la Administración de Personal y nóminas, se considera como fuera del “objetivo principal del negocio” en muchas organizaciones,  y por tanto, el pronóstico es que la externalización de las mismas sea cada vez más frecuente.

Más de un tercio de las empresas dedican más del 50% del tiempo del Departamento de Recursos Humanos a la Administración de Personal y gestión de nóminas. Si a ello le añadiéramos el tiempo que se emplea en tareas también administrativas dentro de áreas como la gestión administrativa de los cursos de formación, evaluación de desempeño, etc., el porcentaje se incrementaría significativamente.

Se trata de procesos críticos, pero no añaden valor a la empresa. De ahí que su externalización se vaya poco a poco afianzando en México y otras partes del mundo, no sólo por motivos estratégicos, sino por motivos operativos. Desde el punto de vista operacional, son críticos porque si no se efectúan correctamente el Departamento de Recursos Humanos puede tener graves problemas, tanto de tipo legal como de insatisfacción por parte de los empleados, además de la mala imagen que daría si no cumpliera con su papel de pagar lo que corresponde, puntualmente, con su retención fiscal correcta, etc.

Los errores que pueden cometerse en la nómina de los empleados difícilmente son perdonados por éstos, y la experiencia indica que cuando se han cometido, la imagen del departamento queda seriamente dañada.

La externalización de la Administración de Personal y gestión de nóminas ¿cuestión estratégica o táctica?

Es evidente que la externalización de la Administración de personal tiene un componente estratégico y otro táctico u operativo. Aunque se comenta con frecuencia que las empresas deciden externalizar las funciones de la Administración de Personal por razones más relacionadas con la estrategia, los estudios más recientes muestran  que las razones estratégicas y tácticas están repartidas al 50%.

Principales razones que han motivado la externalización de la Administración de Personal

 

RAZONES ESTRATÉGICAS                                        

  • Para dedicar 100% de tiempo al desarrollo del negocio
  • Concentrarnos en el “objetivo principal del negocio
  • Directriz, política de la empresa
  • Mejora de gestión y servicio
  • Servicio al empleado (trato directo y personalizado)
  • Aumentar labores estratégicas

 

RAZONES OPERATIVAS

  • Ahorro/ optimización de coste de negocio
  • Homogeneización de procesos
  • Tiempo y falta de conocimientos
  • Garantizar actualización y cambios legales en gestión de nóminas
  • Rápido crecimiento de la empresa
  • Problemática con los trabajadores

Uno de los tópicos que suele comentarse es que la externalización reduce costes. Aunque en muchos casos es así, es importante mencionar que también es un camino para conseguir una mayor eficiencia en la gestión de nóminas y Administración de Personal.

En la medida en que las empresas sean más eficientes en las tareas ineludibles de Administración de Personal podrán dedicar más tiempo al desarrollo de Recursos Humanos, lo que sin duda incidirá de forma positiva en el crecimiento de la compañía. Los procesos que se desarrollan en Administración de Personal y gestión de nóminas son críticos, pero no aportan valor ni al Departamento de Recursos Humanos ni a la compañía. De ahí que las empresas busquen la eficiencia de los mismos a través del servicio de Administración de Personal.

¿Qué es la externalización de la Administración de Personal?

Es un servicio que consiste en delegar a un tercero los aspectos laborales y administrativos de tu personal incluyendo en ello el reclutamiento, capacitación y coordinación del personal, elaboración de nómina, cálculo y pago de impuestos derivados de esta, entre otras cosas.

Permite a su organización, un mayor enfoque en su objetivo principal para incrementar sus ingresos.

¿Qué incluye el servicio de Administración de Personal?

Liberar al empresario del tiempo que supone la administración del personal y dedicarlo al correcto funcionamiento de la empresa es la principal ventaja. El cliente tan solo recibe los reportes requeridos y continúa con las obligaciones de su negocio.

El Servicio de Administración de Personal incluye:

  • Reclutamiento del personal según el perfil solicitado por el cliente.
  • Capacitacion del personal, acorde a las necesidades y expectativas del cliente.
  • Registro de los cursos de capacitación en secretaria del trabajo
  • Coordinación del personal, para que cumpla con los objetivos del cliente.
  • Elaboración y pago de nóminas e impuestos con exactitud y puntualidad.
    • El cliente define la periodicidad de la nómina (semanal, catorcenal, quincenal, etc.), el banco de su preferencia y el esquema de pago (con o sin previsión social)
  • Registro de movimientos afiliatorios de los empleados:
    • Altas, bajas, modificaciones, vacaciones, ausentismos, incapacidades, etc.
  • Cálculo y pago de impuestos conforme a la ley:
    • IMSS, Infonavit, RCV, 2% SN
    • Desglose detallado de los pagos
  • Reportes a solicitud del cliente

Si quieres conocer más del servicio de administración de personal y empezar a disfrutar de todas sus ventajas, contacta con nosotros.

¿Cómo mantener motivados a los empleados?

¿Cómo mantener motivados a los empleados?

Cada vez más necesario tener una plantilla motivada y competitiva, pero también es más complicado debido a la crisis que existe en muchos países, y que tiene a todo el mundo desmotivado, y aún más si hablamos de los que trabajamos en México. Dada la complicada situación que se vive en este país, es bueno que los trabajadores lleguen al trabajo y estén motivados, contentos, alegres y con ganas de trabajar.

La actitud depende en gran medida de la motivación(es) que tiene uno en la vida, tanto personal como laboral, familiar, etc., y todas ellas al final están interrelacionadas.

Por ejemplo, una persona desmotivada en casa, arrastrará parte de ello al trabajo, y viceversa. En cambio una persona motivada puede darlo todo. Por eso, cuando hablamos de que es la motivación, podemos preguntar directamente: ¿Qué es lo que impulsa a un ser humano a dar lo mejor de sí?

Motivación laboral

Lo que impulsa a las personas es su deseo de alcanzar una meta u objetivo, y también es verdad que para algunas personas este deseo es mayor o es mejor. Digamos que hay gente más conformista y gente más exigente, y de ello dependerá la tenacidad con la que persigan sus metas.

El primer paso para poder mejorar la motivación laboral de un trabajador, es conocer cuáles son sus metas, si es posible, tanto laborales como personales. Partiendo de la base de que todos trabajamos a cambio de algo, sabemos que con ese algo la persona quiere alcanzar unos objetivos personales. En el caso de algunos, reconocimiento laboral, ascender, y realizarse profesionalmente. Para otros, simplemente dinero para pagar algunos gustos, o para mantener a la familia, comprar casa, cambiar el coche, viajar, etc. Lo que nos lleva a diferenciar en dos tipos de objetivos, los objetivos a corto plazo (dinero para gustos, coche, un viaje) o los objetivos a largo plazo (ascender profesionalmente, comprar una casa, familia).

como motivar a nuestros empleados

¿Cómo motivar a los empleados?

Bien, y ahora que sabemos porque trabajamos, o porque trabajan nuestros empleados, ¿cómo podemos motivarlos?

Lo más importante, conocer los objetivos y motivaciones de cada uno. Así podremos conducirlos al éxito, y un trabajador con éxito aportará más a la empresa.

Jamás comparar entre sí a ningún empleado. Es el mayor causante de frustración que puede haber. Cada uno trabajamos de un modo diferente, a un ritmo diferente, y con unos objetivos diferentes. Podemos guiar para que mejoren, pero jamás comparar.

Interesarse por las personas también es importante. Que el empleado sepa que se cuenta con él, que no es un número más, que no es ‘el de las fotocopias’ sino ‘Martin Ruiz’, y que es un ser humano con sus alegrías y sus problemas. Esto crea un vínculo emocional más grande que genera fidelidad del empleado con la empresa.

Es importante que en la oficina haya un buen sentido del humor. No se trata de contar chistes constantemente, pero es mejor una risa de vez en cuando que el silencio de una biblioteca si queremos que los empleados estén a gusto, e ir a trabajar no sea algo aburrido para ellos.

También es bueno que los empleados compartan actividades de equipo, y si son de ejercicio físico, mejor. El hacer actividades fuera de la oficina, personaliza el trato entre empleados, así se humaniza a aquella persona que parece tan seria o que siempre está triste, y esa confianza puede ayudar a que los mismos compañeros acaben motivándose entre sí.

Seguridad. La seguridad es más que necesaria en una empresa. Si queremos que un empleado se concentre en sus tareas, tiene que saber que su puesto no corre peligro, que lo está haciendo bien, y que está valorado. Saber que tiene trabajo, que cobrará a final de mes, y que podrá ir consiguiendo sus objetivos, hará que enfoque su energía en la empresa, y no la pierda lamentándose o buscando otro trabajo.

El reconocimiento. Pequeñas dosis de reconocimiento son como el agua que alimenta una planta. Una palmadita en la espalda en el momento adecuado es una inyección de optimismo y seguridad que brinda al empleado más ganas de trabajar y de trabajar mejor. Un aumento de sueldo en un momento concreto, un reconocimiento público al lograr un gran objetivo, etc., conseguirán que el trabajador o la plantilla sigan cogiendo aire para dar un poco más.

Mejorando la motivación a los empleados

  • Como mantener motivados a los empleados

como motivar a nuestros trabajadoresLa adecuación del empleado a su puesto de trabajo. Ya desde el momento de la contratación, tenemos que ver si esa persona además de estar preparada para el puesto para el que le contratamos, también le gusta y se va a sentir cómodo con él. Un empleado que no está capacitado para el puesto que va a ocupar, se va a desmotivar, ya sea por aburrimiento si sus capacidades son mayores, o por estrés si son inferiores.

Integración y acogida de nuevos empleados. Es muy importante que todos los empleados se sientan parte de la empresa, del equipo, pero más importante aún que se sientan así los recién llegados. La integración del personal en el equipo es primordial para que la comunicación fluya y el buen ambiente se contagie de unos a otros, generando optimismo y ganas de trabajar, sabiendo que todos forman parte de un equipo, que no hay nadie en el banquillo.

Marcarnos metas y objetivos. Tanto la empresa como el trabajador individual, deben tener unas metas y objetivos que alcanzar en cada periodo de tiempo dentro de la empresa. Igual que las empresas se ponen un objetivo de facturación cada año, y que intentan cumplir, cada trabajador debe tener objetivos personales y de equipo, que les anime a superarse y colaborar todavía más por el bien común.

Buena valoración salarial o económica. Puede parecer un tópico, y aunque hoy en día el dinero ya no es lo primordial, todavía es la forma más directa de valorar a un trabajador. Hay que evitar crear agravios comparativos entre trabajadores del mismo puesto, y valorarlos por lo que aportan. Quizá una parte en variable también hará que los empleados se impliquen más, dado que quien más aporta, más se beneficia, y con ello la más beneficiada al final es la empresa.

Incentivos y premios. Si bueno es marcar objetivos y metas, mejor es premiarlos. Aunque pudiera sonar como un juego, nos da ilusión tener beneficios o premios por el trabajo bien hecho. Se llama reconocimiento y puede ser desde una paga extra, días libres, un regalo, un premio en forma de viaje, etc. Hay muchas maneras de motivar, y cada empleado tiene diferentes necesidades.

Mejora de las condiciones de trabajo. No es motivador no tener las herramientas adecuadas para trabajar. Por ejemplo que un contable tenga que utilizar papel, lápiz y calculadora para llevar la contabilidad en lugar de un software apropiado, o que un delineante tenga que hacer los planos a mano con tinta china, y competir con programas avanzados que utiliza la competencia. Además de las herramientas directas, podemos hablar de las indirectas, como tener una cafetera y un pequeño office con Microondas por si alguien quiere comer, o una zona de descanso cuando la gente trabaja en tareas de mucha concentración, etc. Una oficina bien acondicionada y unas buenas herramientas de trabajo lo hacen todo mucho más sencillo.

Formación y desarrollo profesional. Todos los empleados suelen tener como objetivo ascender y mejorar su posición en la empresa, tanto por profesionalidad como por el aumento salarial. Ver que tienen formación, que les ayuda a hacer las cosas mejor, más eficientemente, y con más calidad, les motiva. Y al hacerlo, comprenden que también pueden ascender si llegan a un nivel de conocimiento y práctica adecuado.

Evaluación del rendimiento. Aquí entramos en un terreno más complejo. En la mayoría de casos, ni el propio trabajador es consciente de si trabaja realmente bien. Se puede tener la sensación de que se es productivo, pero que la realidad sea diferente. Para saberlo hay diferentes técnicas, ya sea por objetivos cumplidos, por ventas, o por medición de productividad en función de tareas realizadas en un periodo de tiempo.

En resumen, hay muchas herramientas que nos permiten mejorar la motivación del trabajador, muchos puntos a tener en cuenta y que dependen de la empresa. Pero al final todo se resume en una frase: felicidad en el trabajo.

Tips para mejorar las relaciones laborales de tus empleados

Tips para mejorar las relaciones laborales de tus empleados

Mucha gente pasa más tiempo en la oficina que en su casa, por lo que los compañeros de trabajo pasan a ser las personas con las que se tiene mayor contacto diario. Como muchos sabemos, mejorar las relaciones laborales no es fácil, ya que las relaciones humanas son complejas, por lo que para mantener un buen ambiente laboral es de vital importancia que los empleados logren estar motivados, contentos y con ganas de trabajar.

Cada día es más necesario tener una plantilla competitiva y motivada, pero también es más complicado debido a la crisis que azota a todos los países, y que tiene a todo el mundo desmoralizado.

Hace algunas semanas hablamos sobre Cómo mantener motivados a los empleados  y cómo afecta su motivación en su productividad. Ahora vamos a ver algunas técnicas para mejorar las relaciones laborales de nuestro personal:

 

1.- Mantén comunicación con tus empleados.-mejorar las relaciones laborales

En toda organización es muy importante la comunicación interna para alcanzar los objetivos y mejorar la productividad.  Aprovechar el tiempo libre para conversar con los compañeros acerca del trabajo o de otros temas, esto ayuda a desconectarse un poco de la rutina y a mejorar las relaciones laborales.

¡Pero cuidado! Debes ser muy directo cuando tengas que comunicar algo a otras personas y por ningún motivo hables a espaldas de los demás.

2.- No culpes a los demás.-

Es importante asumir la responsabilidad que tengamos cuando algo sale mal,  ayudar a quienes se han equivocado es la solución indicada.

Aunque a veces no tengamos responsabilidad en los errores o problemas dentro de algún proyecto en la empresa, inculpar directamente a otros no es una labor que nos corresponda; podemos salvar nuestra responsabilidad sin acusar a otros, todos tenemos derecho a equivocarnos y el camino correcto es buscar soluciones y no encontrar culpables.

3.-  Comparte el éxito.-

Saber valorar el trabajo de los demás nos ayuda a fortalecer las relaciones laborales, demuestra madurez, compañerismo e interés por el éxito del trabajo en equipo.

Cuando los compañeros de trabajo alcanzan primero las metas o triunfan en un proyecto, no debemos sentir celos o resentimiento por ello. Por el contrario, debemos alegrarnos y aprender de la forma como lo lograron para aplicarlo en nuestro propio trabajo.

Cuando alcanzamos nosotros las metas o triunfamos en un proyecto, debemos compartir ese logro resaltando el trabajo en equipo, recuerda que tu empresa está formada por un grupo de personas y no solo por ti.

4.- Mantenga una actitud positiva.-

Pensar, vivir y actuar de una forma positiva no solo da frutos en nuestro desempeño laboral, sino también en nuestra vida cotidiana.

Mostrarse amable e interesado por las inquietudes de los demás ayuda a acercar a las personas y a mejorar el ambiente. Mostrarse alegre y generar nuevas conversaciones es recomendable para tener un día a día óptimo en la organización.

La actitud con la que se asume cada día de trabajo es determinante para el éxito de las relaciones con el equipo.

 

mejorar las relaciones laborales5.- Respeta a tus jefes y compañeros.-

Es importante mantener una ambiente laboral de confianza, amistad, compañerismo, pero sobre todo: Respeto.

Un empleado que muestra respeto hacia los demás, siempre será respetado;  un ambiente laboral en donde hay confianza para sincerarse ante cualquier situación siempre nos permitirá hablar con claridad y honestidad y así poder resolver cualquier situación de la mejor manera.

 

6.- Trabaja en equipo.-

Cuando las actividades se desarrollan en conjunto y los logros se comparten, se crea un vínculo de amistad más fuerte y se logra mejorar el ambiente laboral.

De igual forma, un fracaso es más fácil de llevar a cuestas cuando no es responsabilidad de uno solo.

7.-  Aprende a escuchar.-

Muestra disponibilidad para escuchar a tus compañeros, recuerda: “dos cabezas piensan mejor que una”.  El trabajo en equipo funciona mucho mejor que el individualismo para alcanzar las metas y permite compartir conocimientos y afianzar las relaciones laborales.

Hay momentos en los que la opinión de los compañeros de trabajo es necesaria. Y en ese momento es cuando notaremos que las buenas relaciones laborales son indispensables para desarrollar nuestras labores.

 

¡Ten en cuenta lo anterior para mejorar las relaciones laborales, notarás grandes cambios!!

En conclusión, todos los aspectos antes mencionados son básicos para construir relaciones laborales fuertes, amables y provechosas, lo cual genera un buen ambiente laboral y este reflejará productividad en su empresa.

Si quieres conocer más del servicio de administración de personal y empezar a disfrutar de todas sus ventajas,  Contacta con nosotros.