Las Soft Skills con mayor demanda en el área laboral.

Las Soft Skills con mayor demanda en el área laboral.

En la actualidad las soft skills se han convertido en las particularidades más buscadas por los profesionales de selección de personal, incluso hasta por encima de la experiencia laboral.

¿Qué son las soft skills?

Se definen como las “habilidades de comportamiento”, es decir: un conjunto de habilidades interpersonales, emocionales y situacionales que pueden ayudar al desarrollo de la empresa al momento de enfrentarse con imprevistos y complejidades; dichas compañías necesitan personal con fácil adaptación y agilidad, que sean capaces de hacer frente a los rápidos cambios del mercado laboral.

Las soft skills tienen muchos beneficios, pues éstas favorecen a la movilidad de todos los niveles de la empresa, mejora el cumplimiento de metas y logran una adaptación rápida de nuevas prácticas de trabajo, gracias a que los procesos de son más colaborativos.

Este tipo de habilidades se podrías describir como la columna vertebral en la que todos nos encontramos apoyados. Independientemente de los diferentes perfiles de las personas, es una de la maneras en como las personas tendrán ese “extra” o “plus”.

En el mundo se dice que “las soft skills” son unos de los cinco factores con mayor impacto en el éxito laboral de una compañía, esto junto con el espíritu de empresa, la competitividad, la inversión y la innovación.”

Por lo que es importante que conozcamos las siete “Soft Skills” con más demanda el área laboral:

  • Agilidad y adaptabilidad.
    • La agilidad y capacidad de las personas para liderar el cambio será un factor clave de éxito; tendrán que trabajar una gran tolerancia a la incertidumbre y a las nuevas ideas, adquirir conocimiento en varias disciplinas y ser capaces de asumir el cambio continuo.
  • Creatividad y sentido de innovación.
    • La creatividad es la habilidad de proponer nuevas formas de interpretar las situaciones. Implica estar abierto a nuevas ideas y experiencias -culturales, artísticas o profesionales. Una persona puede desarrollarla como usuario experto de las herramientas que fomentan esa creatividad y buscando entornos que favorezcan la creación de nuevas ideas.
  • Espíritu emprendedor.
    • La libertad de empresa, tanto dentro como fuera de las organizaciones, nunca ha sido tan grande. La capacidad de un individuo para convertir ideas en acciones requiere una gran motivación –el entusiasmo es el impulsor más poderoso para la acción-, asumiendo riesgos y administrando proyectos que busquen alcanzar objetivos concretos.
  • Comunicación digital.
    • Resulta esencial ser un usuario competente, pero no es bastante. La alfabetización digital implica tres habilidades complementarias:
      • Buscar, acceder, clasificar, filtrar y sintetizar la información relevante de forma crítica y sistemática.
      • Producir contenido que aporte un valor agregado real para otros; ir más allá de simplemente compartir.
      • Producir y publicar contenidos multimedia adecuados.
  • Organización del trabajo eficiente.
    • La proliferación de comunicaciones improductivas, la creciente masa de información, las diversas distracciones y la cantidad de proyectos que se realizan simultáneamente obligan a las personas a aumentar su productividad en sus trabajos para lograr alcanzar sus objetivos.
    • Hay tres aspectos que resultan críticos:
      • El tiempo es y seguirá siendo escaso. Resulta imprescindible conocer y aplicar las mejores prácticas en la gestión del tiempo, sabiendo escoger prioridades.
      • La buena gestión del entorno de trabajo, ya sea en la oficina o de forma remota, debe garantizar una accesibilidad óptima para poder afrontar cualquier problema de manera eficaz.
      • Es importante aprovechar cada oportunidad de automatizar las tareas más rutinarias.
  • Colaboración remota.
    • Las organizaciones están cada vez más conectadas a través de la red y cuentan con equipos adaptables, remotos y multiculturales. Además, las comunidades virtuales y redes sociales están tomando el relevo de las organizaciones verticales.
    • Colaborar y cooperar a distancia resulta imprescindible. Para lograrlo se requieren fuertes habilidades interpersonales, habilidades en el uso de herramientas de colaboración, conocimiento de varios idiomas y saber distinguir y entender posibles diferencias culturales.
  • Aprender a aprender.
    • Es recomendable que cada persona reserve un 20 % de su tiempo laboral a mejorar sus habilidades y seguir siendo empleables, tratando de cumplir con lo que el mercado laboral exige a cada momento.
    • Para ello, las personas deben desarrollar una cultura de autoaprendizaje y diseñar su propia estrategia dentro del ecosistema -empresa, redes, instituciones de formación y comunidades-.

Las “Soft Skills” también contribuyen a lograr un efecto positivo en el entorno laboral, a tener un equilibrio entre la vida profesional y personal de los empleados, aumentar la resistencia al estrés y ayudar a que el trabajador pueda encontrar satisfacción personal en su entorno laboral.

En ASYSE conocemos de la importancia de las “Soft Skills” en un candidato, por lo que nos preocupamos por encontrar a la persona ideal que cumpla con los requisitos que tu empresa necesita para lograr el éxito laboral.

Contáctanos para más información.

contacto@asyse.com.mx

Tel: (33) 1202-2022 / 23

Cel: (33) 3148-1322

Exámenes psicométricos de los candidatos, ¿para qué sirven?

Exámenes psicométricos de los candidatos, ¿para qué sirven?

Conocer a los candidatos que optan a un puesto de trabajo en tu empresa es importante para hacer una selección efectiva y no equivocarse a la hora de elegir al empleados. Los exámenes psicométricos nos ayudan a identificar ciertos aspectos de la mente humana, ya sea inteligencia, personalidad, habilidad, aptitud, actitud, etcétera. Estas pruebas son utilizadas para elaborar un PSICODIAGNÓSTICO,  el cual utilizan en:

  • Instituciones privadas o públicas (ámbito escolar o laboral)
  • Para selección de personal (en caso del área laboral)
  • Para orientación vocacional (para ayudar a una persona a elegir una carrera o profesión),
  • Para apoyar en el tratamiento psicológico (cuando un individuo requiere ayuda psicológica).

Estas pruebas tienden a ser muy exactas siempre y cuando la persona sea honesta y natural en sus respuestas y se realicen correctamente. Generalmente, se necesitan diferentes pruebas, conocidas como batería de aplicación o batería de pruebas, ya que cada una de ellas pueden dar resultados distintos que combinados entre sí permitan realizar un diagnóstico más exacto del candidato.

Los exámenes psicométricos orientados a la selección de personal son muy útiles. El primer paso antes de contratar un trabajador es que éste cumpla los criterios mínimos requeridos en cuanto a experiencia y competencia. A partir de ahí, el reclutador valorará otros factores como la entrevista y los exámenes psicométricos, los cuales le darán las herramientas necearías para una acertada decisión.

Los exámenes psicométricos son una medida objetiva y tipificada de una muestra de conducta que nos permiten hacer descripciones y comparaciones de unas personas con otras y también de una misma persona en diferentes momentos de su vida.

Exámenes psicométricos de los candidatos

¿Qué miden los exámenes psicométricos?

Los exámenes psicométricos son los encargados de medir cualidades psíquicas del individuo, las hay de varios tipos:

  • Medición de inteligencia.- (que tanto cotejan edad mental y edad cronológica),
  • Rasgos de personalidad.- (como tiendes a reaccionar),
  • Factores de personalidad.- (cotidianamente como te comportas),
  • P- (que es lo que subconscientemente deseas) y varios tipos más.

Son una herramienta tanto para conocer su vida, estado emocional, intelectual e inclusive si existe alguna anomalía en su funcionamiento cerebral o simplemente para ubicarnos en su forma de pensar.

En el aspecto laboral, la finalidad de las pruebas psicométricas es escoger a los candidatos más aptos para ocupar cargos vacantes en las empresas, tratando de mantener o aumentar la eficiencia y el desempeño del personal, así como la rentabilidad de la organización.

Estos exámenes o tests poseen validez y son de suma utilidad porque permiten comprobar la capacidad, destreza y habilidades del aspirante mediante pruebas prácticas y objetivas,

Las técnicas de selección suelen dividirse en esto pasos

  • entrevista de selección
  • pruebas de conocimiento o capacidad
  • test psicométrico y
  • técnicas de simulación, aunque no siempre van en este orden.

Los exámenes o test psicométricos permiten la evaluación psicológica o psicométrica de los candidatos, evalúan las aptitudes de las personas y que cuando son descubiertos pueden ser transformados en habilidades o capacidades personales como habilidad numérica, habilidad verbal, habilidad manual, etc.

Los resultados de estos exámenes y los datos obtenidos del currículum del candidato (a través de la entrevista) nos dan la información sobre el perfil de cada uno de ellos.

En un proceso de selección de personal las pruebas psicológicas usualmente evalúan cuatro aspectos: inteligencia, intereses vocacionales, personalidad y habilidades específicas.

En las pruebas de personalidad el resultado que interesa es saber si existen trastornos del comportamiento que afecten directamente su desempeño en el trabajo, esquizofrenia, trastorno esquizotípico y trastornos de ideas delirantes. El resto de los trastornos del comportamiento no tendrían una afectación directa en el trabajo y negarle el empleo a una persona por dicha condición probablemente sería discriminación.

Recuerda que una mala contratación puede costarle a tu empresa hasta un 30% del salario anual del empleado; para evitarlo apóyate en las pruebas psicométricas, las cuales te dirán cosas que no puedes identificar en una entrevista y que sólo fortalecerán panoramas ya analizados en filtros anteriores para que puedas tomar la mejor decisión.

Si bien la experiencia, conocimientos y habilidades para desempeñarse en una vacante son de los factores más relevantes para la contratación de una persona, también es importante observar otras características que determinan si un candidato es apto para un puesto.

Una prueba psicométrica es una útil herramienta que permite analizar, de forma cualitativa y objetiva, el comportamiento de un candidato ante ciertas situaciones, aptitudes, capacidad para resolver problemas específicos, personalidad, intereses y carácter.

Exámenes psicométricos de los candidatos

Definir la personalidad ideal para tu vacante

Además de la experiencia y características laborales, es importante que establezcas qué tipo de persona es la ideal para tu vacante, es decir, las cualidades de personalidad que debe tener la persona para ocupar dicho puesto, como su forma de comunicarse y comportarse dependiendo de su posición en la empresa, en especial si esta persona tendrá relación con clientes, proveedores o cualquier otra persona externa a la empresa, ya que, de cierta forma, será el primer encuentro que se tenga con la compañía.

Realizar pruebas psicométricas

Existen diferentes tipos de pruebas psicométricas, desde análisis de aptitudes y competencias, hasta de personalidad e intereses. La prueba se debe seleccionar de acuerdo a las características del perfil a cubrir.

Seleccionar al candidato

Cuando tengas los resultados, identifica los aspectos que son importantes en tus postulantes, recuerda también que es muy poco probable que un candidato cubra al 100% las características de un puesto, por lo que es importante resaltar a aquellos que cubran en la medida de lo posible los puntos indispensables para ocupar el puesto, aunado a la experiencia en puestos similares y su capacidad de aprendizaje, y así tomar una decisión.

Seguimiento

Los resultados de las pruebas psicométricas no deben abandonarse cuando el proceso de contratación termina; es importante que el seleccionado tenga un seguimiento de sus resultados para que pueda trabajar en sus áreas de oportunidad y, de ser posible, crear un plan de carrera para que se desarrolle y crezca dentro de la empresa.

En Asyse contamos con las baterías de pruebas psicométricas adecuadas a cada perfil de puesto, las cuales te permitirán conocer y documentar características como: inteligencia, valores, habilidades, vocación, personalidad, entre otras, la cuales te ayudaran para una correcta decisión en la selección de tu personal.

Pruebas Psicometricas

Entrevista de trabajo: 10 cosas que odian los reclutadores y debes evitar

Entrevista de trabajo: 10 cosas que odian los reclutadores y debes evitar

Hoy en día las entrevistas de trabajo pueden ser decisivas. Hace algunos años bastaba con tener un buen currículo y encajar en el puesto para optar al mismo. Desde hace un tiempo las cosas han cambiado mucho, por lo que hoy en día no sólo basta con el papel sino que hay que atraer al entrevistador y sobre todo venderse bien.

Teniendo en cuenta que para cada oferta hay muchos candidatos con CV sobresalientes, la única manera de acceder a un puesto es lograr convencer al entrevistador de que eres la persona adecuada. Pero esto no es sencillo. Los reclutadores saben que el mercado de trabajo está saturado, por lo que cada vez son más exigentes en las entrevistas, y cualquier error, por pequeño que sea, puede hacernos perder la oportunidad de conseguir un empleo.

La parte buena de todo esto es que en los departamentos de recursos humanos, casi en todo el mundo,  está entrenado de la misma forma, por lo que no es difícil saber qué les molesta.

Hay ciertas cosas que los entrevistadores consideran “inaceptables” en una entrevista de trabajo, y conocerlas es de suma importancia para salir “victorioso” de una entrevista de trabajo.

Algunos fallos te restarán puntos a la hora de ser el candidato elegido por los entrevistadores, por eso es importante conocerlos y evitarlos previamente para superar la entrevista con éxito.

entrevista de trabajo

Hay 10 cosas que odian los reclutadores en una entrevista de trabajo, que podrían arruinar la opción de conseguir el puesto.

1. Llegar tarde

No solo es símbolo de buena educación sino que es una muestra de respeto hacia el trabajo y el tiempo de la otra persona. Ser impuntual dañará tu imagen.

Antes de ir a una entrevista de trabajo debes saber perfectamente dónde va a tener lugar y cuánto vas a tardar en llegar. Lo mejor siempre es llegar con tiempo de sobra.

2. Causar mala impresión

No depende de una sola cosa, son muchos los factores que intervienen en que causemos una buena impresión al entrevistador. Tres de los principales son: El aseo, los modales y la vestimenta; esta última debe ser adecuada al puesto que se opta.

No es recomendable usar perfumes fuertes, gafas de sol, ni modelos extravagantes; asiste a la entrevista alineado y cuida tu aliento; evita distraer al entrevistador de lo que verdaderamente importa, que son tus habilidades laborales.

3. Desconocer tu CV

Si te presentas frente al entrevistador sin conocer tu propio CV corres el riesgo de caer en contradicciones; Para evitar confusiones que puedan insinuar que tu cv no es del todo cierto, te sugerimos leerlo a detalle previamente y asegurarte de tener muy claro su contenido.

Recuerda: no tienes por qué memorizar cada palabra de tu CV, pero sí tienes que sentirte cómodo hablando de manera detallada acerca de lo que has hecho, de lo que has logrado y del porqué de tus decisiones profesionales.

entrevista de trabajo

4. Hablar mal de tus antiguos compañeros y jefes

En una entrevista es inevitable responder a preguntas sobre tus pasadas actividades laborales, pero nunca, bajo ningún concepto, debes hablar mal de tus antiguos compañeros y jefes.

El hacerlo no te ayudará a conseguir el puesto y tendrá repercusiones sobre tu imagen. Lo aconsejable es dejar a un lado lo negativo que viviste y comentar estrictamente lo positivo.

Esto no quiere decir que no puedas hablar de cosas que no te gustaban de tus anteriores puestos de trabajo, pero solo si está justificado en la conversación y, sin incluir críticas a tus antiguos compañeros y jefes.

5. No ser concreto en tus respuestas

Es muy probable que el entrevistador pregunte acerca de los motivos por los que deseas el puesto o trabajar para una empresa u organización. Cuando esto pase, debes responder de manera concisa y no hablar en términos generales sobre por qué te gustaría conseguir un empleo en este sector o área.

Si no eres capaz de explicar con claridad por qué quieres este empleo en particular, desanimarás al entrevistador.

Muestra entusiasmo en relación al puesto ofrecido y habla específicamente sobre los aspectos que te atraigan de la empresa, como sus productos o reputación, o las principales responsabilidades del puesto.

6. Interrumpir al entrevistador

Espera el momento para intervenir, deja que el entrevistador formule las preguntas y tómate tu tiempo antes de contestar. Evita la precipitación y trata de hablar de una forma estructurada y coherente.

7. Falsear u ocultar información sobre tu trayectoria laboral

Genera desconfianza en el entrevistador, y seguramente significará el final de tu participación en el proceso de selección. Un buen entrevistador sabrá detectar incoherencias en la vida profesional de un candidato. Adicionalmente el proceso de toma de referencias revelará cualquier omisión de información.

No olvides que la confianza es la base de la empatía con el entrevistador.

entrevista de trabajo

8. Mostrarse apático

Tienes una única oportunidad de generar una excelente impresión a tu entrevistador. Se positivo y entusiasta. Sonríe.

9. Acudir a la entrevista con familiares o amigos

No nos referimos al hecho de que un familiar o amigo te acompañe a la entrevista y te espere afuera, eso no tiene trascendencia.  Lo inaceptable es que ingreses a la entrevista con un acompañante.

Recuerda que se trata de una reunión personal en la que debemos mostrar quiénes somos, cuáles son nuestras cualidades, experiencia, formación, conocimientos y habilidades en relación al puesto que nos interesa; llevar un acompañante  denota falta de madurez o independencia de aquellos que buscan trabajo.

10. Mendigar o humillarse solicitando el puesto

Deja claro que te interesa el puesto y que respondes a él,  pero hazlo de forma serena y tranquila, aunque te mueras por conseguirlo.

Si evitas cometer estos errores durante la entrevista de trabajo, tendrás mejores oportunidades de conseguir el puesto deseado. ¡Mucha suerte!